sábado, 19 de mayo de 2018

Mis 50 Películas Anime Favoritas (1960-1999)

Buenas tardes, seguro que me habéis echado de menos, ¿verdad? Algunos se preguntarán porque publico esta entrada ahora, teniendo aún pendiente el largo proyecto de Dragon Ball por arcos. Sobre esas reseñas no os preocupéis porque las iré publicando más tarde o más temprano. Ya están todas escritas, así que no es por mi falta de ganas eh. 

Lo que sí me falta es tiempo, pero más aún relajarme un poco para desestresarme de los exámenes de mayo. Con ese objetivo en mente he hecho esta lista de películas de animación japonesa que más me han gustado. Pero hacer una lista desde los inicios hasta hoy me parecía un poco rollo, así que he decidido acotar, aprovechando que me he terminado todos los títulos que me interesaban entre 1960 y 1999. De esta manera no solo conocéis mis gustos sino también algunos filmes que os dejarán muy sorprendidos por su calidad. Algunos de ellos ya tienen su propia reseña en este blog, así que no voy a hacer comentarios sobre todas ellas. Es un trabajo muy pesado y en las circunstancias actuales no tengo tiempo material para hacerlo. Pero no me extiendo más y comienzo con esta fabulosa lista.


Años 60

1. Historias de una Calle (1962). Osamu Tezuka. Reseña
2. Recuerdos (1964). Osamu Tezuka. Reseña
3. Sirena (1964). Osamu Tezuka. Reseña
4. Cuadros de una Exposición (1966). Osamu Tezuka. Reseña



Años 70

5. Ringing Bell (1978). Masami Hata.
6. Lupin III: El Misterio de Mamo (1978). Soji Yoshikawa.
7. Lupin III: El Castillo de Cagliostro (1979). Hayao Miyazaki. Reseña



Años 80

8. The Door Into Summer (1981). Mori Masaki. Reseña
9. Goshu el violoncelista (1982). Isao Takahata.
10. Arcadia de mi Juventud (1982). Leiji Matsumoto.
11. Golgo 13: El Profesional (1983). Osamu Dezaki. Reseña
12. Macross: Do yo remember love? (1984). Noboru Ishiguro.
13. Urusei Yatsura 2: Beautiful Dreamer (1984). Mamoru Oshii.
14. Nausicaä del Valle del Viento (1984). Hayao Miyazaki.
15. Saltando (1984). Osamu Tezuka.
16. Urusei Yatsura 3: Recuerda Mi Amor (1985). Kazuo Yamazaki.
17. Una Película Estropeada (1985). Osamu Tezuka.
18. Project A-Ko (1986). Katsuhiko Nishijima.
19. El Castillo en el Cielo (1986). Hayao Miyazaki.
20. ¿Quién es el 11º pasajero? (1986). Tsuneo Tominaga. Reseña
21. Dirty Pair Movie (1987). Kouichi Mashimo
22. Royal Space Force: Wing of Honneamise (1987). Hiroyuki Yamaga
23. Push (1987). Osamu Tezuka.
24. Neo Tokyo (1987). Rintaro, Yoshiaki Kawajiri y Katsuhiro Otomo.
25. Legend of Galatic Heroes: My Conquest is the Sea of Stars (1988). Noboru Ishiguro.
26. La Tumba de las Luciérnagas (1988). Isao Takahata.
27. Mi Vecino Totoro (1988). Hayao Miyazaki. Reseña
28. Akira (1988). Katsuhiro Otomo.
29. Mobile Police Patlabor 1 (1989). Mamoru Oshii.
30. Nicky, la aprendiz de bruja (1989). Hayao Miyazaki.



Años 90

31. Dragon Ball Z Especial 1 (1990). Daisuke Nishio.
32. A Well-Ordered Restaurant (1991). Tadanari Okamoto.
33. Recuerdos del Ayer (1991). Isao Takahata.
34. Porco Rosso (1992). Hayao Miyazaki.
35. Dragon Ball Z Especial 2 (1993). Daisuke Nishio.
36. Ninja Scroll (1993). Yoshiaki Kawajiri.
37. Mobile Police Patlabor 2 (1993). Mamoru Oshii.
38. Legend of the Galactic Heroes: Overture to a New War (1993). Noboru Ishiguro. Reseña
39. Pompoko (1994). Isao Takahata
40. Street Fighter II Movie (1994). Gisaburou Sugii
41. Ghost in the Shell (1995). Mamoru Oshii.
42. Memories (1995). Koji Morimoto, Tensai Okamura y Katsuhiro Otomo.
43. Susurros del Corazón (1995). Yoshifumi Kondou.
44. Black Jack The Movie (1996). Osamu Dezaki.
45. La Princesa Mononoke (1997). Hayao Miyazaki.
46. Jungle Emperor Leo (1997). Yoshio Takeuchi.
47. Perfect Blue (1998). Satoshi Kon.
48. Lupin III: Tokyo Crisis (1998). Toshiya Shinohara.
49. Pokémon II: El Poder de Uno (1999). Kunihiko Yuyama
50. Jin-roh (1999). Mamoru Oshii


Creo que es evidente que las recomiendo prácticamente todas porque no solo es que me gusten sino que muchas de ellas son de las mejores de su tiempo. No por nada han sido dirigidas por genios como Osamu Tezuka, Osamu Dezaki, Isao Takahata, Hayao Miyazaki o Mamoru Oshii. Eso es todo, que disfruten el fin de semana.

domingo, 6 de mayo de 2018

Reseña Manga: Dragon Ball - Saga Red Ribbon (Parte 1)


Tras el fin del primer torneo, Goku se dirige inmediatamente hacia una nueva búsqueda las bolas de dragón. Concretamente esta vez intenta buscar la bola de cuatro estrellas que le dejó su abuelo de recuerdo, aunque para ello deberá buscar una a una hasta poder localizarla. En su camino, pronto se encontrará un nuevo enemigo: el poderoso ejército de la Red Ribbon, una de las organizaciones militares más poderosas del mundo. Su líder también busca las bolas de dragón para cumplir su deseo, pero la fuerza de Goku les pondrá las cosas difíciles.

En esta ocasión volvemos al tema de la búsqueda de las esferas mágicas, pero ahora se trata de un viaje casi en solitario por parte de Goku. A excepción de la participación de Bulma y Krillin durante el enfrentamiento con el general Blue. Y como he dicho, esta aventura no está exenta de riesgos ni de enemigos porque ahora se enfrenta con una gran organización que quiere obtener el tesoro para sus propios fines egoístas. Por ese motivo ahora notamos más esa relación antagónica entre un bien y mal, encarnados en Goku y la organización malvada. Tampoco había mucho en juego porque Goku solo pretendía recuperar el recuerdo de su abuelo y el general Red no era más que un enano que quería ser más alto, aunque sí habría resultado peligroso si su subordinado las hubiera reunido todas. También es importante decir que ahora no hay personajes nuevos que se volverán recurrentes ni tampoco se exploran a otros anteriores. Relativamente importante en sí es el personaje de Karin, así como el entrenamiento que proporciona a Goku para vencer al primer enemigo que se encuentra. Pero de eso ya hablaré pronto.

Hablando del Ejército de la Red Ribbon, este ejército militar se caracteriza por algunas cosas curiosas como el hecho de que sus altos mandos utilicen colores para identificarse como Red o Blue, pero también su estricto código que les obliga a deshacerse de aquellos que no cumplan con eficacia las órdenes. Sin duda, era una organización con muchos recursos porque disponía de un regimiento de soldados muy numeroso, así como de armas de toda clase. Además eran capaces de desplegarlos  alrededor del mundo para agilizar la búsqueda, lo cual nos dice sobre su poder. Algunos intentaban compararlos con los nazis, pero no estoy de acuerdo con esta opinión porque solo buscaban el dominio mundial y no tenían ningún tipo de ideología compleja que implicara por ejemplo una pureza racial. En sus tropas había miembros que tenían múltiples colores de piel o incluso seres animales antropomórficos. Es una lástima que no conozcamos mucho más sobre ellos, especialmente sobre Red y Black, quien merecerían una mayor atención. Tal vez un trasfondo que revelara más sobre sus motivaciones o una caracterización más trabajada.


Debido a la forma en que se disponen los enfrentamientos, la saga da la sensación de ser una especie de videojuego donde el protagonista debe vencer a enemigos fuertes y variopintos en cada lugar donde se esconde una bola de dragón hasta que llegue a la base del jefe. Algo que tiene mucho sentido porque Toriyama se inspiró en un juego arcade llamado Spartan X (1984). Con eso en mente también se deja de abusar tanto del chiste sobre lo fuerte que es Goku al ir en una línea ascendente donde cada rival que aparece es más fuerte que el anterior. Su evolución como peleador durante esta saga se vuelve muy creíble porque, como he dicho, derrota a toda clase de gente y suma otro entrenamiento especial. De ahí que predomine más la acción que en la primera saga, aunque los encuentros siguen siendo muy cómicos y el factor aventura sigue estando bastante presente.

Y vaya si lo está porque el protagonista nunca ha tenido que viajar a lugares tan distantes y diferentes tales como zonas nevadas, metrópolis, cuevas submarinas, bosques, pueblos extraños, bases militares, etc. El viaje a dichas localizaciones también se aprovecha para que Goku pueda interactuar con las particularidades de cada sitio. Por ejemplo, en la zona congelada tiene problemas con el frío o en la ciudad se extraña de que haya tantísima gente. Un buen contraste. No es de extrañar que este sea el momento donde expanda más su conocimiento sobre el mundo, lo cual le permite crecer más como individuo. Es una pena que el resto de personajes recurrentes queden bastante relegados. No sería un punto tan negativo si aparte de la aventura en la cueva submarina, hubieran enfrentado todos juntos a la Red Ribbon por ejemplo. Menciono este caso y no otro porque era lo que tenían pensado en un principio, pero al final no pudieron intervenir siquiera. Por supuesto, no obtienen tampoco nada significativo. Lo mismo ocurre con los nuevos aliados que no brillan demasiado ni se vuelven activos dentro del equipo sino que una vez Goku cambia de zona, estos se esfuman de la historia.


Pero continuando con la salsa de este arco, las batallas de Goku contra los hombres del General Red son casi inolvidables. Lo entretenido empezaba con la Muscle Tower donde Goku tenía que vencer a los rivales que se le presentaban en cada piso mientras subía hasta el último, al más estilo videojuego. Ahí se enfrentó a tipos problemáticos como el Sargento Metallic o el Monstruo Byon. Ambos tenían sorpresas guardadas y Goku se vio obligado a buscar soluciones creativas para derrotarlos. No me olvido del ninja Murasaki, quien es terriblemente humillado por Goku con cada nueva técnica ninja que saca. Probablemente el duelo más entretenido de la saga. Carcajadas aseguradas. También Toriyama se saca a una parodia del monstruo de Frankenstein en su versión más cobarde. Aparte de su desarrollo, el personaje una vez termina el arco se despide sin aportar nada más. Posterior a él estaría el General Blue, el oficial de comportamiento afeminado y obsesionado con la pulcritud, quien jugaría en una especie de pilla-pilla con Goku durante bastante tiempo debido a su astucia y poderes extraños. Pero con la llegada a Villa Pingüino, Arale se encargaría de ponerlo en órbita.

A continuación, aparecería el famoso Tao Pai Pai, el mayor asesino del mundo y el personaje más fuerte hasta ese momento. Como villano, él era más serio y cruel que los anteriores, aparte demostraba ser muy fanfarrón dada su fuerza, sin pensar que pudiera haber alguien por encima de él. Pero también tenía sus puntos graciosos como la manera en que asesinaba a algunas de sus víctimas, su particular modo de transporte o la cobardía que exhibía cuando por fin se encuentra alguien más fuerte. Lo más importante, sin embargo, era que este había logrado derrotar a Goku fácilmente, algo inaudito. Tras eso escapa por poco de la muerte y pasa por otro entrenamiento, esta vez en la torre de Karin. Un entrenamiento muy curioso porque daba la impresión inicial de que el objetivo era beber un agua sagrada cuando el entrenamiento se centraba más en el esfuerzo de subir la altísima torre y aprender a aprovechar mejor sus movimientos al luchar con Karin. Tras ello, logra dar una paliza a su enemigo y nos deja una muy buena pelea donde Goku demuestra lo que ha aprendido.

Pero el acto final estaría reservado para la destrucción de la propia base de la Red Ribbon cuando Goku hace un espectacular asalto. A lomos de Kinton y armado con su bastón logra derrotar a todos los hombres armados y máquinas que se le ponen por delante. En este momento realmente parece imbatible porque ni las mejores armas pueden con él, pero con Black pasaría por más apuros ya que su súper robot logra hacerle bastante daño. Incluso llega a lanzarle un misil para destruirle junto con la base, pero finalmente Goku logra cargárselo. A todo esto solo me queda decir que la organización no fue lo más inteligente al tratar de repeler a Goku porque nunca se les ocurrió tratar de acabar con él mediante engaños o argucias, justo este tipo de trampas son efectivas con nuestro protagonista por lo ingenuo que es. Y no es como sino se hubieran dado cuenta de este detalle... En fin, sigue siendo mi saga favorita y una de las mejores.

Calificación: 8

sábado, 28 de abril de 2018

Reseña Manga: Dragon Ball - Saga del Primer Torneo de Artes Marciales


En esta nueva entrada dejamos la búsqueda de las bolas de dragón y nos introducimos en el siguiente arco. Goku, al no poder buscar la esfera de cuatro estrellas perteneciente a su abuelo, decide ir a entrenar con el Duende Tortuga para así volverse más fuerte y prepararse para la búsqueda el próximo año. Sin embargo, Goku no será su único discípulo, ya que un chico de su edad llamado Krillin también llega para pasar por el mismo entrenamiento. Durante un año ambos entrenan lo suficiente para participar en el Gran Torneo de las Artes Marciales, que les servirá para ver los resultados del entrenamiento y ver quien es el hombre más poderoso del mundo. Tomos 2-4.

Siento no poder aportar imágenes del manga.

Esta saga podría dividirse en dos fases muy bien definidas y conocidas. Como novedad nos encontramos ante un arco que trata más de aprendizaje y acción basada en artes marciales que de aventuras, aunque el aspecto cómico no se pierde en momento alguno. Además, se introducen dos elementos importantes: los entrenamientos y los torneos. De ambos hablaré más tarde. Como nuevos personajes protagonistas tenemos a Mutenroshi, de quien conocemos su faceta como maestro; y Krillin, un nuevo personaje que se convertirá en uno de los principales compañeros y amigos de Goku, aunque ambos son muy diferentes. En cambio, Bulma, Oolong y Yamcha pasan a ser muy menores. Algo que tiene sentido en los dos primeros porque no tienen ninguna función relevante que ejercer más que ser espectadores. No con el tercer caso, pero ya lo explicaré más adelante.

Antes de que comenzara el adiestramiento, se sigue con el humor picante debido a que el maestro les obliga a traer una mujer atractiva si quieren que les entrene. Ahí podemos ver las continuas equivocaciones de Goku por culpa de su ignorancia respecto a las mujeres, dándose unas cuentas situaciones divertidas. Tras el entrenamiento se abandonaría mucho este humor basado en el desconocimiento de Goku porque ahora aprende cultura general. En este punto, aparecen Krillin y Lunch. El primero resulta ser un niño fanfarrón y astuto que busca ser mucho más fuerte y tener éxito con las chicas porque en el templo Oorin, el lugar donde entrenaba, abusaban de él por ser el más débil. Con Goku genera una relación de competitividad donde el chico intenta que no le deja atrás, pero también se comporta al principio de forma bastante granuja como cuando le roba la piedra. Más adelante se llevarán mucho mejor. La segunda resulta ser uno de los personajes más irrelevantes de Dragon Ball porque su personaje es un mero chiste. Ella cuando estornuda pasa de ser una mujer tranquila y amable a una mujer violenta y salvaje. Como apuntó cierto youtuber, pudieron haberla relacionado con la Red Ribbon, pero al final nada de nada. Por ese motivo, su introducción como personaje recurrente es una equivocación. Una menor sí, pero está mal hecho.


Respecto al entrenamiento puedo decir que este sí era uno más completo en comparación con muchos otros que le seguirían porque su mentor intentaba enseñarles un estilo de vida propio de un luchador de artes marciales. La fuerza no solo debía ser física sino también espiritual, de esta manera según el maestro podrías vivir una buena vida. Por una parte, debían fortalecer su cuerpo (brazos, piernas, etc) y capacidades sensitivas (vista, reflejos, etc), sin necesidad de aprender complejas técnicas de artes marciales. Por otra parte, el entrenamiento tenía en cuenta el estudio, el descanso y la diversión porque la vida de una persona no solo consiste en entrenarse. Sin embargo, las enseñanzas del Duende Tortuga se materializan en un adiestramiento muy riguroso que implica una rutina diaria casi infernal. Sin duda, era mucho más simple y humano que los siguientes, pero aún así sería imposible para cualquier persona normal ya que pretendía que superaran el límite humano. Esas tareas daban lugar a momentos cómicos donde los pobres discípulos se veían obligados a hacer cosas imposibles como escapar de un dinosaurio mientras repartían la leche o cavar un huerto con las manos. Todo ello mientras llevaban un caparazón a la espalda de unos 20 kilos de peso. Muy simpático.

Una vez se acaba esta etapa, todos se dirigen a la ciudad para participar en el famoso torneo. Antes de nada hablaré un poco sobre él. El Gran Torneo de las Artes Marciales se celebra cada 5 años y se decide quien es el luchador más fuerte del mundo. Por eso llegan luchadores de muchos países diferentes. Las reglas exigen que las peleas sean uno contra uno y que quedarás eliminado si sales de la pista, dices "me rindo" o caes inconsciente el tiempo suficiente. Está prohibido matar al contrincante y también usar armas. Por último, existe una fase eliminatoria que decidirá quienes son los ocho mejores que participarán en las finales y el ganador obtendrá un premio de 500.000 zenis en metálico. El sistema de torneos es muy importante porque luego será una constante en la serie, repitiéndose la fórmula en otros muchos shônen. En primera instancia, el torneo nos sirvió para ver los resultados del ya presente entrenamiento hasta el punto de que los chavales arrasan contra rivales con más técnica o mayor tamaño que ellos. Algo que también es un chiste sino que se lo digan al personaje que parece Jackie Chan haciendo ruiditos al atacar, pero que al final es humillado por Krillin. Cabe decir que el personaje obtiene aquí un cambio porque si antes tenía falta de confianza y era un poco cobarde ahora mejora su confianza al derrotar a su antiguo abusador en la primera ronda.


En la ronda final, seríamos testigos de un verdadero concurso de habilidades sobrenaturales y técnicas extrañas que poco o nada tienen que ver con las artes marciales. Los participantes tampoco se cortaban en usar tácticas rastreras. Luchadores como Bacterian, Ran Fan o Giran se correspondían con esta descripción. Por poner dos ejemplos, Bacterian utilizaba su mal olor corporal para hacer sentir mal a sus rivales mientras que Ran Fan usaba sus armas de mujer para avergonzar y golpear a placer al serio Nam. Pero eso no terminaba ahí porque los combates también se resolvían de formas poco ortodoxas e imprevisibles como el hecho de que Krillin ganara por un "error" de Toriyama al no dibujarle con nariz. En algunos casos tenían sentido y suponían usar la cabeza como la idea de Nam de cerrar los ojos para evitar mirar las curvas de Ran Fan. A Toriyama siempre le gustaba jugar con nuestras expectativas. Tristemente ninguno de estos personajes vuelve a tener participación y fuera de su particular forma de luchar no hay nada que decir de ellos. Y peor aún con Yamcha. Rápidamente es eliminado por Jackie Chun, sin hacer nada más que meter en problemas al maestro al dudar de su identidad. La misma tónica se repetirá en sagas posteriores.

A medida que finalizamos el arco, notamos que el maestro Mutenroshi es más que un viejo pervertido porque sí que se preocupa por los chicos. Durante el adiestramiento, se encargó de supervisarlos y enseñarles lo básico. Ahora participa disfrazado en el torneo para enseñarles que siempre habrá alguien más fuerte que ellos y que, por tanto, deben seguir esforzándose. Incluso llega a poner su vida en peligro para continuar con sus planes. Por otro lado, los últimos combates de Goku son más estimulantes por haber golpes y técnicas más contundentes, aunque siguen mezclándose con giros divertidos. En especial el combate entre Goku y Jackie Chun, que acaba por tener un montón de idas y venidas, manteniéndonos con el interés de quien ganará. También siguen con el chiste de lo fuerte y resistente que es Goku, pero ya no sorprende demasiado. Encontré más ingeniosos algunos chistes que rompían la cuarta pared. Al final, tenemos un arco divertido que introduce elementos y personajes importantes de forma muy decente. No llega evidentemente al nivel del anterior mucho más completo por contener aventuras, participación más activa de parte de todos los personajes y algo más de tensión porque aquí no había nada muy importante en juego.

Calificación: 7



sábado, 21 de abril de 2018

Reseña. Legend of Galactic Heroes: Overture to a New War


  • Año: 1993
  • Director: Noboru Ishiguro
  • Estudio: Artland, Magic Bus
  • Género: Bélico, Ciencia ficción (Ópera espacial), Drama, Romance

La inauguración de una nueva época

Sinopsis

Durante más de 150 años se han enfrentado dos potencias interplanetarias de fuerza similar: el Imperio Galáctico y la Alianza de Planetas Libres. A pesar de las numerosas luchas, ninguno se ha podido imponer al otro. No obstante, los vientos en el mar espacial están a punto de cambiar con la llegada de dos genios militares: Reinhard von Lohengramm, un ambicioso almirante, y Yang Wenli, un historiador de ideales más pacíficos.

La situación de ambos no es sencilla ya que sus superiores envidian su rápido ascenso, poniéndoles obstáculos para evitar que escalen posiciones en el mando militar. Sin embargo, no comparten las mismas ideas por lo que pronto chocarán en el campo de batalla. En medio de este enfrentamiento, muchos hombres darán su vida, incluida gente cercana… ¿qué les espera a estos dos héroes?

Trama y Desarrollo

Esta reseña es una muestra significativa de que me siento inseguro cuando trato de abordar esta obra. Mi inseguridad no se debe a la excesiva complejidad del título sino por todo su contenido. Podría hablar sobre decenas de temas y personajes, pero nunca creo que podría abarcarlo todo. Es como la inmensidad del espacio. Dudo que pudiera hacerle una reseña o análisis que hiciera justicia a todas sus bondades. Soy como el pequeño David ante el enorme Goliat, pero sin poseer la habilidad suficiente que podría hacerme vencer al gigante. De ahí que haya optado por esta película que adapta una pequeña parte de la obra de Yoshiki Tanaka, cuya adaptación está dirigida por el gran Noboru Ishiguro (Space Battleship Yamato, 1974; y Macross, 1982).

Esta película es una ópera espacial que nos cuenta la historia sobre el enfrentamiento del Imperio Galáctico y la Alianza de Planetas Libres. En dicho conflicto los principales protagonistas son dos genios militares pertenecientes a bandos diferentes. Por un lado, está Reinhard von Lohengramm. Por otro lado, está Yang Wenli. El largometraje está enfocado a ser una introducción más accesible para aquellos que aún no se han adentrado en la franquicia. Sí, deja el debate político entre autocracia y democracia para los que sigan el conjunto de OVAs, pero hace una sobresaliente presentación de los personajes y sus circunstancias, el mundo en que se mueven y el planteamiento de las batallas. Pero esto solo estoy tocando la superficie, así que explicaré la razón de su fama.


Un aspecto importante de LoGH que todos somos capaces de percibir, aunque no de explicar, sería su presentación sobria y elegante. Con clase como dirían algunos. En vez de buscar ser llamativa y sugerente maneja una actitud seria y comedida, pocas veces vista en animación. Esto puede observarse en varios detalles, empezando por la madurez que exhibe a la hora de abordar los  temas o problemas que incumben a los personajes como el triángulo amoroso que existe entre Yang, Lap y Jessica. En ningún momento exalta el drama sino que lo sugiere de forma más sutil, con nuestro protagonista buscando mantener la amistad, pero dejándonos ver que muy en el fondo está sufriendo por el futuro compromiso entre sus amigos. La mera participación de personajes que han alcanzado la edad adulta en vez de acudir a jóvenes adolescentes también concuerda con este espíritu solemne. Lo mismo podría decir del lenguaje que manejan, que se aleja de vulgaridades y es menos coloquial. Más elegante, más cortés, más elaborado en general. Eso sí, sin signos de pedantería. A este conjunto hay que sumar que los escenarios, especialmente los ubicados en el Imperio, parecen sacados de esa Europa que daba más importancia a las bellas artes con preciosos jardines, majestuosos edificios, etc. Me gusta la idea de combinar ciencia ficción con estilo europeo antiguo. Y finalmente añade música clásica compuesta por melodías de compositores como Beethoven o Wagner.

De otro lado, el universo de LoGH nos ofrece muchos temas interesantes como lo concerniente al espectro político. El anime hace una crítica hacia políticos y nobles de ambos sistemas, a los poderosos vamos. En el caso de la Alianza, el anime se enfoca en Job Trunicht, Presidente de Defensa Nacional. Este hombre puede recordarnos a muchos políticos de nuestro país porque alardea de amar a su nación y preocuparse por los ciudadanos. Pero para defender la “democracia” no duda en continuar una guerra donde se está invirtiendo una enorme cantidad de recursos humanos y materiales. A pesar de que esto no ha tenido resultados y se han perdido millones de vidas. Yang dice una gran verdad sobre esto: “La gente es más propensa a la guerra cuanto más lejos está de las líneas de combate”.


En el Imperio también hay problemas porque la nobleza que controla el poder se interesa más por conservar sus privilegios que por sus súbditos. Aquellos que están en contra de este régimen corrupto e incompetente como Reinhard, son atacados por medio de intrigas y conspiraciones por parte de estos conservadores. Hasta el punto de que a la alta nobleza no le importa sacrificar tropas con tal de que el elemento “discordante” muera o pierda prestigio. En la película, por ejemplo, trazan un plan muy hábil para cortarle las alas. No solo le envían a una batalla peligrosa sino que sus oficiales más competentes son apartados de su lado y dejan que el enemigo sepa con cuantos efectivos cuenta. Al final, los intereses propios de un lado y otro pesan más que el bien común.

Y hablando de la guerra, este filme la retrata como un acontecimiento trágico. Hay muchos animes que prefieren destacar el espectáculo de las batallas frente al drama bélico, pero aquí optan por la segunda opción. De ahí que podamos ver como numerosos soldados son sorprendidos por el fuego enemigo y mueren sin remedio. La guerra es una catástrofe y como tal es mostrada. Incluso el sufrimiento toca de cerca porque uno de los compañeros del protagonista es una víctima, dejando a su futura prometida sola y desconsolada por el dolor. También tiene un cierto factor “épico”, aunque no logra alcanzar su máximo por la falta de una animación más vistosa que carece de grandes efectos especiales o dinamismo. No obstante, su prioridad, como he dicho, no es el espectáculo.

El planteamiento que siguen las batallas entre ambas potencias también difiere un poco del clásico anime porque se le da más importancia a la estrategia que siguen los personajes y los movimientos tácticos en el medio del combate. Tal como han apuntado algunos, sin embargo, los juegos mentales están simplificados para que el público pueda seguirlos. Hasta tal punto que los líderes de las flotas no son más que una panda de idiotas que se obstinan en seguir el plan inicial hasta el final o cometen errores totalmente estúpidos en sus ansias de obtener méritos militares. Esto tiene una justificación dentro del contexto de la película porque se está criticando la incompetencia que abunda en los altos cargos políticos y militares, algo que es cierto porque hay muchos ineptos en posiciones de autoridad tal como ha demostrado la historia durante siglos.


Pero es evidente que se tomaron muchas licencias para llegar a este punto porque hasta el más incompetente sabe que en la guerra existen muchos factores que no están bajo nuestro control y pueden dar al traste con los planes trazados. En ciencia militar hay un término que define esto: fricción de guerra. Es un fallo importante que no debería haber tenido lugar. En su defensa diré que los combates posteriores se hacen cada vez más complejos y libres de estos ineptos. También tiene su gracia que las batallas espaciales sean poco futuristas y más cercanas a encuentros navales. ¿Por qué navales? ¡Porque las naves espaciales se mueven bidimensionalmente en un lugar que se supone tridimensional! Se supone que estas podrían moverse de otra forma y no solo avanzar linealmente mientras atacan con sus rayos de energía en la misma posición. No negaré que esto es un fallo, pero muchos exageran este hecho cuando ambos bandos luchan en las mismas condiciones. 

Por último, nos encontramos con los personajes. Sin duda, un elenco numeroso. Para muchos quizás es demasiado numeroso. Eso es cierto, pero responde al deseo de ser un filme introductorio y diría que todos los personajes aportan algo. En cualquier caso la película se centra mucho más en los personajes principales: Yang y Reinhard. Ambos son personajes cuya caracterización alcanza un grado de complejidad similar al de un ser humano real. Pero a diferencia de otros personajes dotados de tantas dimensiones, ellos poseen un enorme carisma. No solo se ganan la simpatía del espectador sino que se alzan como ídolos a seguir. Véase la energía y ambición que Reinhard imbuye en sus palabras o los graciosos y sensatos razonamientos de Yang. Pero lo mejor es ver como cada uno posee su propia personalidad, objetivos, circunstancias y relaciones.

Por ejemplo, Reinhard es un joven orgulloso y ambicioso que busca llegar a lo más alto para recuperar a su hermana, pero también para alcanzar su sueño. Algo que explica la dimensionalidad del personaje sería su relación con otras personas. Su forma de ser cambia mucho dependiendo de si está en presencia de su amigo Kircheis y su hermana Annerose o frente a otros. Cuando está frente a sus soldados u oficiales tiende a ser más formal y magnánimo, mientras que con Kircheis se permite expresar sus opiniones con mayor libertad y ser más directo. Él confía en su amigo hasta el punto de que con su consejo y apoyo se siente confiado para conquistar todo el universo. Son los mejores amigos, aunque uno se posicione como líder y el otro como su fiel consejero. Sin duda, Kircheis es el complemento perfecto por poseer como virtud la templanza. En cambio, con su hermana mayor mantiene una relación materno-filial. No hay más que ver como Reinhard la miraba avergonzado al mancharse las manos con tierra. Casi expresaba la misma vergüenza que un niño descuidado al recibir a su madre. De forma similar a una madre, ella lo mira con dulzura y preocupación, deseando que no le pase nada mientras está en la guerra. Simplemente extraordinario.


Es una pena que los personajes no obtengan algún tipo de desarrollo notorio durante la hora y media de duración de este largometraje. No obstante, podemos quedarnos con las muchas otras virtudes que he mencionado y que la hacen una película más que recomendable para aquellos que aún no han visto nada de la serie. Probablemente la experiencia les deje muy satisfechos.

Calificación: 8

domingo, 15 de abril de 2018

Premio Liebstar Award

No tenía pensado escribir esta semana nada en concreto debido a mis pocas ansias en general, pero mi amigo Sekai Nostrum ha tenido la amabilidad de nominarme a estos premios cuyo propósito es dar un empujón a aquellos blogs más pequeños que no alcanzan la cifra de los 100 suscriptores. Un propósito que es de agradecer porque yo estoy lejos de llegar a ese número, aunque nunca he aspirado a tener demasiados suscriptores. En vez de eso prefiero tener un pequeño grupo que encuentre útiles mis escritos para informarse mejor sobre toda clase de títulos de animación, manga y cine.

Como siempre no quiero extenderme demasiado, así que procederé, en primer lugar, a nominar otras tres personas:

-Animal Spec de Welcome to the SOS
-Giancarlo Sesarego de Yoakemonogatari
-Luna de Vainilla con Sal

Por supuesto, nadie está obligado a hacerlo. Solo si os sentís con ganas de hacerlo. Dicho esto podemos empezar con las preguntas:


1) Si pudieras vivir en cualquier mundo de ficción (película, libro, anime, etc), ¿cuál sería y por qué?

Probablemente me gustaría vivir en algún mundo de fantasía propio de los populares "Isekai". Especialmente si fuera el protagonista porque eso significa ser todopoderoso y alabado por todos como en Sword Art Online (2012), Log Horizon (2013) u Overlord (2015). Especialmente en el segundo por la ausencia de la muerte.


2) ¿Qué personaje de anime o manga te gustaría que fuera tu amigo?

No lo tengo demasiado claro porque hay muchos personajes que me gustaría tener como amigo por sus cualidades, aunque algunos los vería más como mentores, ídolos o novias a seguir tal como es el caso de Iskandar (Fate Zero), Light Yagami (Death Note), Kaoru Orihara (Oniisama e...), Roy Focker (Macross), John Silver (Takarajima), etc. 

Pero si tuviera que escoger un amigo sería a Jean-Pierre Polnareff (Jojo's Bizarre Adventure: Part 3). Creo que es un buen ejemplo de buen amigo ya que sería capaz de hacer frente al peor de los enemigos con tal de ayudar a sus camaradas. Por no decir que viajar con él sería una experiencia divertidísima. Creo que no pararía de reírme con él.


3) ¿Un anime o manga que le recomendarías a alguien que nunca ha visto nada del mundillo y quiere empezar?

Siento decirlo, pero hay tantas obras desconocidas que exhiben una calidad inaudita que os sorprenderíais, pero el paso del tiempo las ha enterrado bajo una gruesa capa de polvo. Por nombrar un ejemplo estaría Oniisama e... (1991), un excelente drama juvenil que implica a varias alumnas de una prestigiosa escuela privada. Este anime trata temas muy duros como el abuso escolar, el acoso, el incesto, etc. Pero también tiene un elenco de personajes excelentemente trabajado a lo largo de sus 39 episodios, dándole una conclusión sólida al conjunto. Su único pero es la excesiva cantidad de conveniencias que utiliza para facilitar encuentros y otras casualidades, aunque nunca las usa para crear conflictos idiotas ni tampoco resolver problemas de forma sencilla. Una joya del anime noventero.


4) De estar atrapado en una isla desierta, ¿qué cosas que consideres imprescindibles llevarías contigo?

Mi teléfono móvil, una batería portátil, agua y comida para aguantar.

5) ¿Película de animación favorita?

Esta pregunta no es tan sencilla de responder porque estoy entre cuatro títulos, todos pertenecientes a Hayao Miyazaki y Yoshiaki Kawajiri. Pero creo que me quedaría con la ópera prima de Miyazaki, Me refiero a Lupin III: El Castillo de Clagliostro (1979).


6)  ¿Cuál (es) es (son) el (los) género (s) que menos te gusta (n)?

No tengo ningún problema en general con ningún género, aunque creo que no hay nada que rescatar de un género como el hentai por obvias razones. Ahora hablando de anime que ve la gente común, diría que los que menos me interesan por la bajísima calidad  de las obras son aquellos que lleven por etiqueta "yaoi", "shonen ai", "yuri", "harem" o "ecchi". Pero tampoco me suele interesar el slice of life, aunque últimamente algunas obras del subgénero llamado Iyashikei han sido muy buenas.

7) ¿Cuál (es) es (son) el (los) género (s) que más te gusta (n)?

Tampoco tengo géneros predilectos ya que me importa mucho más la calidad de la serie o película que el género al que pertenezca. Pero voy a mojarme y diré que tienden a gustarme más las obras de acción, fantasía y tragedia.

8) ¿Qué te impulsó a crear este blog?

Diría que el simple hecho de que un grupo suficientemente amplio leyera mis artículos y reseñas para poder compartir mi opinión argumentada sobre mis aficiones favoritas. Es algo que me tomo bastante en serio, aunque no publico todo lo que tengo escrito por el escaso público que tengo. No obstante, aprecio a aquellos que leen y comentan mis blogs.

Y esto es todo, que paséis un buen fin de semana.

viernes, 16 de marzo de 2018

Reseña Manga: Dragon Ball - Saga de Pilaf

Saga de Pilaf (Volúmenes 1-2)

Esta historia comienza con un niño llamado Goku. Desde la muerte de su abuelo vive solo en la montaña. O eso era hasta que un día se encuentra con una atractiva muchacha de ciudad llamada Bulma. Tras un pequeño malentendido, ella le cuenta que está buscando las Bolas de Dragón, unas esferas mágicas capaces de conceder cualquier deseo a aquel que logre reunirlas e invocar al dragón. Precisamente Goku tiene una de esas esferas, así que Bulma decide engatusarlo para que le ayude a buscarlas, de manera que los se embarcan en un largo viaje alrededor del mundo donde se encontrarán con más personajes que les ayudarán o entorpecerán.

Es decir, estamos ante una trama basada en una búsqueda igual que "Viaje al Oeste". Desde un comienzo, esta búsqueda estará repleta de aventuras y momentos cómicos. En cambio, los peligros por los que pasan no son tan grandes en el sentido de que no sentimos que sus vidas estén muy amenazadas. Y menos nos preocupa que fallen en sus metas porque son de poca importancia. Por lo que olvidémonos de tener un enfoque serio que nos haga pensar que Goku y sus amigos tendrán que luchar por su vida. Es curioso porque parece una historia que sigue el llamado "camino del héroe" donde los protagonistas buscan un objeto de enorme valor para evitar que los villanos puedan aprovecharse de él para hacer el mal. Ejemplos similares los hay a decenas en muchas obras literarias y cinematográficas. En anime podríamos citar por ejemplo a la Princesa encantada (1968), InuYasha (2000), Digimon Frontier (2002), Full Metal Alchemist (2003), etc.

Dispara, luego pregunta.

Toriyama jugó con las expectativas de los lectores de manera brillante. Para empezar, nuestros protagonistas no son un grupo de héroes idealizados. En vez de eso nos encontramos con personas egoístas y cobardes que están unidas por el interés y no por la amistad o la camaradería. Primero, Bulma busca las esferas para obtener un novio guapo mientras utiliza a Goku para que le haga de guardaespaldas. A continuación, Oolong solo quiere librarse de la compañía de Goku y Bulma porque teme por su vida. Con Yamcha ocurre que padece una fobia por las mujeres, así que intenta robarles las Bolas de Dragón para poner fin a ese miedo. A excepción de Goku, ninguno colabora para lograr un bien mayor o beneficiar al resto en sus objetivos. Por tanto, no existe una lucha entre el bien y el mal. Los personajes se relacionan y enfrentan con los otros porque pueden lograr algo que redunde positivamente en su situación.

Por otro lado, los personajes no cumplen los roles esperados en este tipo de historias. Digamos que Toriyama abandona esas ideas estereotipadas. En primer lugar, Bulma rompe con el modelo de princesa en apuros o interés amoroso del protagonista. Ella se muestra más como una chica creída y caprichosa de ciudad que presume de su propia belleza e inteligencia. Con frecuencia usa sus armas de mujer para salirse con la suya. También es una inventora muy capaz y, al final del día, no es una mala chica. En segundo lugar, el maestro Roshi destruye esa concepción del viejo sabio y pasa a ser un abuelo excéntrico y pervertido. Pese a que ayuda a los héroes no lo hace gratis. Menos lo hace el cobarde y pervertido de Oolong quien debería ser uno de los más leales, pero resulta ser el más traicionero. Algo que no extraña luego de ser mentira su fachada de terrible monstruo multiforme. Yamcha sorprende más porque se presenta como un joven fuerte y atractivo capaz de hacer rendir cualquier mujer a sus pies, pero él no puede estar en presencia de ninguna. Por último, Pilaf y sus secuaces son unos antagonistas alejados del concepto de "maldad absoluta" sino que entran en la categoría de "villanos torpes" al igual que Time Bokan Series: Yatterman (1977).

Toma trauma que te crió.

A pesar de los múltiples defectos que exhiben, las interacciones entre ellos funcionan muy bien. Esto no es para sorprenderse porque otras series como Konosuba (2016) también poseen un elenco de personajes que destaca por su falta de cualidades. Sin embargo, justamente ese es el motivo de que brillen. Nos servirían de ejemplo la relación de Bulma con Goku, Mutenroshi y Oolong porque ante ellos saca su lado egoísta, aprovechándose de ellos si puede. En cambio, Goku tiende a reaccionar con ingenuidad y curiosidad ante la mayoría de novedades que experimenta. Y, por supuesto, no teme expresar su opinión, sin saber inocentemente que a veces es inapropiado. El contraste niño salvaje y chica de ciudad fue una gran idea. Los personajes también poseen actitudes diferentes dependiendo con quien se junten porque si Bulma está acompañada de Yamcha, probablemente esta intente comportarse como una señorita educada para llamar su atención. Pero las situaciones cómicas que protagonizan también suelen estar acompañadas de humor picante, relacionado casi siempre con el erotismo. Mirándolo en retrospectiva, eran bromas fuertes y un tanto explícitas. A muchos nos quedarán grabadas esas descaradas solicitudes de Roshi a Bulma. Hoy por hoy no consiguen el mismo efecto y la verdad es que abusan un poco del  mismo para todo.

Con semejantes actores participando activamente en este arco, sus aventuras tenían que ser igual de pintorescas. En su viaje por hallar esos siete tesoros visitan muchos lugares y conocen varias personas, muchas de ellas con atuendos o personalidades estrafalarias. En todos los casos siempre deben hacer frente a un obstáculo o inconveniente previo. Ninguno entraría dentro de la categoría de grandes hazañas de un guerrero heroico como pasar una prueba de valor o resolver un complicado enigma. Muchas veces necesitan hablar con otro personaje para convencerlo de que les entregue la esfera que poseen. Y como dije antes nada es gratis, así que nos topamos con situaciones muy hilarantes. En otras ocasiones deben ocuparse de los peligros del camino y ahí Goku tiene la oportunidad de brillar porque es un gran peleador. Las batallas de esta están lejos de ser muy memorables, pero el enfrentamiento con Yamcha o la exhibición del Kamehameha de Mutenroshi son notables. Sea cual sea la opción siempre necesitarán algo de ingenio y no solo fuerza para solucionar cada problema que se les ponga delante. El resultado no te dejará indiferente.

La primera vez que Goku se transformó en Ozaru.

Al final del capítulo 23 (el último episodio de la saga), hemos podido aprender bastante sobre su universo. En primer lugar, estaría lo relacionado con las esferas mágicas: el dragón omnipotente y su capacidad de conferir deseos, la limitación de poder usarlas una vez al año y la existencia de grupos criminales que pretenden obtenerlas. En segundo lugar, se revela la condición especial de Goku para convertirse en Ozaru, así como su fortaleza y debilidad. En tercer lugar, también se nos proporciona información sobre su abuelo y su círculo de conocidos. Por último, me gustaría decir que la conclusión del arco no solo es inesperada sino muy buena. Es una victoria por partida doble: por un lado, impiden los planes de Pilaf para convertirse en nuevo amo del mundo; y, por otro lado, los personajes logran cumplir con los deseos que le iban a pedir al dragón. Incluso Goku que no tenía ningún objetivo en concreto, amplia mucho su visión sobre el mundo, haciéndose también más fuerte. Más perfecto de lo que parece, ¿no?

Calificación: 8

domingo, 11 de marzo de 2018

Reseña Manga: Dragon Ball - Introducción


  • Año: 1984
  • Autor: Akira Toriyama
  • Género: Acción, Aventura, Artes Marciales, Comedia, Fantasía, Ciencia Ficción
  • Serialización: Weekly Shounen Jump
  • Volúmenes: 13 (Ultimate Edition)
Introducción

Por mucho que me disgusten varios productos de la franquicia, Dragon Ball es muy importante para mí. Desde que era un crío adoraba ver una y otra vez las aventuras de Goku y sus amigos. Llegué a tener parte de la colección en vídeo y luego en DVD. Tal como me ocurría con Digimon (1999), no me importaba ver decenas de veces cada episodio porque me seguían divirtiendo como si fuera la primera vez. No es de extrañar que acabara rayando estos discos de tanto sacarlos y meterlos en sus cajas de forma descuidada. Pero es que esta serie era algo fascinante que no podía comparar con otras que yo había visto. 

Lo mismo le pasaba a mis compañeros de clase que sin ser aficionados al manganime sí les encantaba la serie. La veían con el mismo interés que podían ver Los Simpson (1989), así que era una experiencia compartida con los demás chicos. Dragon Ball es de esos extraños casos que une a todo el mundo y sus ventas en Japón lo demuestran porque a fecha de 2012 ya superaba los 156 millones de tomos vendidos. Probablemente con el lanzamiento del manga de Dragon Ball Super (2015) llegue a alcanzar los 200 millones, pero solo son especulaciones mías a raíz del interés que ha generado con la emisión del anime.


Basta de mis experiencias personales que sino me desvío de lo que he venido a hacer aquí. Dragon Ball es un manga guionizado y dibujado por Akira Toriyama, autor que ya era famoso por Dr. Slump (1980), cuya publicación comenzó en la revista Weekly Shounen Jump a finales de 1984. No tuvo una gran acogida de forma inmediata, pero a partir de la saga de la 21ª Edición del Torneo de Artes Marciales su éxito fue abrumador. Sin duda, aquí se probó que este tipo de obras centradas en narrar innumerables e interminables batallas eran perfectas para enganchar al público masculino. Los mangakas que lo tomaron como modelo pueden darle las gracias, sobre todo Naruto (1999), Bleach (2001) y otros muchos más.

Sin embargo, Dragon Ball no era un manga de pura acción en un principio. La imagen que proyectaba era diferente, más similar a una parodia de las películas de artes marciales. Algo que es cierto porque a Toriyama le entusiasmaban las películas de Jackie Chan. Solo que su entusiasmo lo expresó de manera humorística a la hora de mostrar esas peleas tan divertidas entre Goku y sus adversarios. Si lo comparo con Hokuto no Ken (1983), el contraste entre ambos es muy grande a pesar de que los dos pertenecen a la categoría de shounen de peleas. El primero era totalmente serio, mientras que el segundo tenía un tono desenfadado y simpático. Por eso las técnicas de artes marciales del primero podían considerarse verdaderamente peligrosas y relevantes a la hora de aprenderlas, mientras que el segundo se burlaba de estos luchadores siendo derrotados por un niño que vencía gracias a su increíble fuerza, sin necesidad de conocer decenas de movimientos y técnicas.


Su otra influencia para comenzar la serie fue el clásico de la literatura china conocido como "Viaje al Oeste". Esta obra narraba la historia del monje Xuanzang cuyo objetivo era buscar unos textos budistas muy importantes situados en la India y luego traerlos de vuelta a China. En esta aventura le acompañaban otros tres personajes, entre ellos Sun Wukong, más conocido como el Rey Mono y el personaje que le representaría: Goku. Entre ambos hay algunas similitudes. En cuanto a rasgos físicos, comparten la cola de mono. Por otro lado, Goku y Sun Wukong poseen un bastón de hierro muy duro con la capacidad de cambiar de alargarse o encogerse: el Bastón Mágico (Goku) y el Rú Yì Bàng (Sun Wukong). También Goku puede hacer uso de una nube llamada Kinton que se asemeja al Salto de las Nubes de Sun Wukong, una técnica con la que se podía desplazar miles de kilómetros rápidamente.

Pero no solo nuestro pequeño protagonista se identifica con uno de los miembros de ese grupo. En primer lugar, Bulma se corresponde con el monje Xuanzang. Él es el personaje que inicia la búsqueda igual que Bulma al querer encontrar las Bolas de Dragón mientras incorpora varios miembros a su bando. A continuación, estaría Zhu Bajie. Al ser un cerdo pervertido queda claro que Oolong es el único posible. Ambos comparten su aspecto, la capacidad de transformación y ese interés casi insano por las mujeres. Por último, está Sha Wujing. Aquí le representa Yamcha, quien la verdad no posee demasiadas conexiones con el personaje.


Sobre el mundo de la obra debo decir que es verdaderamente curioso. Podría decirse que es una amalgama de elementos muy diversos. Los primeros lugares que visitamos nos pueden recordar a varios paisajes chinos por la presencia de animales, plantas y edificios propios de ese país. Mismamente el hogar del protagonista tiene rasgos evidentemente orientales en su construcción. El orientalismo también está presente en los personajes y diversos aparatos, pero creo que es evidente que al tratarse de una adaptación de "Viaje al Oeste" esto sea normal. Pero este eclecticismo del autor también toma elementos de la ciencia ficción como pueden ser todos los artilugios que utiliza Bulma, especialmente el Radar del Dragón y las cápsulas Hoi Poi, capaces de albergar todo tipo de cosas: casas, armas, vehículos, etc. ¡Y con esto aún no se conforma! Hay muchos elementos fantásticos como son animales parlantes y antropomórficos, poderes mágicos, dinosaurios, etc. Desde luego, Toriyama inundó su mundo de tantas curiosidades que nos creemos que pueda pasar cualquier cosa. Algunos pueden criticar que no tiene sentido la existencia de un universo tan pintoresco, pero el autor nunca había pretendido darle mucha coherencia a esa realidad.

Finalmente, está la cuestión del dibujo. Toriyama ha sido un artista cuyo dibujo ha sobresalido frente a sus coetáneos y eso que durante los ochenta había bastante variedad. Sin embargo, Toriyama posee un estilo de dibujo que supera por mucho a la media y que luego evoluciona muy favorablemente. ¿Pero cómo es este? Desde un inicio sus diseños de personaje captan tu atención por su sencillez. Pero es una sencillez que le permite crear personajes agradables y chistosos. Son algo caricaturescos, pero siguen pareciendo personas físicamente. Eso no les impide exteriorizar un amplio rango de expresiones faciales propias de la comedia slapstick. Las formas de su cuerpo son redondeadas y carnosas, evitando diseños estilizados o musculados como ocurre en Hokuto no Ken (1983), por ejemplo. Personalmente, me encanta como dibuja a los personajes femeninos porque son realmente atractivos. No solo por su aspecto adorable y sexy sino también por la ropa que visten. Un lástima que luego no sepa darles un tratamiento adecuado, pero al César lo que es del César. Y aquí acabo, pronto veréis el artículo correspondiente al primer arco. Hasta luego.

Fuentes